Estás aquí
Inicio > INTERNACIONALES > Misiles impactan cerca de Embajada de EE.UU. en Bagdad y en una base militar que alberga tropas norteamericanas

Misiles impactan cerca de Embajada de EE.UU. en Bagdad y en una base militar que alberga tropas norteamericanas

Bagdad [REUTERS / AFP / EFE]. Dos proyectiles impactaron el sábado en la Zona Verde de Bagdad, el barrio bajo alta protección donde se encuentra la embajada estadounidense y que el martes fue asaltado por miles de manifestantes favorables a Irán, indicaron responsables de seguridad iraquíes y de la zona.

Además, dos cohetes impactaron en una base militar iraquí de Balad, que aloja soldados de Estados Unidos.

Estados Unidos desplegó esta semana refuerzos militares en el área para proteger su legación tras ese asalto, y después del ataque con un dron que mató el viernes al general iraní Qasem Soleimani en Bagdad.

Irán prometió el viernes vengar la muerte del general Soleimani, el comandante de las Fuerzas Quds de élite y arquitecto de la creciente influencia militar de la república islámica en Oriente Medio, quien pereció en un ataque aéreo lanzado por Estados Unidos en Irak.

Qasem Soleimani era considerado como la segunda figura más prominente en Irán después del líder supremo, el ayatoláAli Jamenei.

El ataque ocurrido durante la madrugada, autorizado por el presidente Donald Trump, representa una dramática escalada en el enfrentamiento en Oriente Medio entre Irán, Estados Unidos y sus aliados, principalmente Israel y Arabia Saudita.

Abu Mehdi al Muhandis, número dos de Hashd al Shaabi, una coalición de paramilitares mayoritariamente proiraníes y ahora integrados en el Estado iraquí, también murió en el ataque.

La escalada entre Estados Unidos e Irán continuó este sábado con un nuevo bombardeo estadounidense contra los proiraníes en Irak, que se prepara para celebrar con gran pompa el funeral de Soleimani y de su principal lugarteniente en el país.

Hubo “muertos y heridos” en un bombardeo aéreo al norte de Bagdad contra un convoy de las Fuerzas de Movilización Popular o Hashd al Shaabi, una coalición de paramilitares proiraníes ahora integrados en el Estado iraquí, dijo una fuente policial.

Irán mantiene un prolongado conflicto con Estados Unidos que se agudizó la semana pasada por un ataque a la embajada estadounidense en Irak por parte de milicianos apoyados por la república islámica, ocurrido tras un bombardeo de las fuerzas de Washington a la milicia Kataeb Hezbolá, fundada por Muhandis.

En respuesta al primer ataque, el primer ministro de Irak dijo que Washington había violado un acuerdo de mantener a las tropas estadounidenses fuera del país. Israel colocó a sus fuerzas militares bajo alerta máxima, mientras que Reino Unido y Francia expresaron su preocupación por el enfrentamiento.

El Pentágono dijo que el “Ejército de Estados Unidos tomó una acción defensiva para proteger al personal estadounidense en el exterior al matar a Qasem Soleimani” y que el operativo fue ordenado por Trump para frustrar futuros planes militares de Irán.

Funcionarios estadounidenses, que hablaron bajo condición de anonimato, dijeron que Soleimani murió en un operativo con un dron. Las Guardias Revolucionarias de Irán dijeron que el ataque fue llevado a cabo por helicópteros estadounidenses, mientras que medios locales informaron que todo ocurrió cerca al aeropuerto de Bagdad.

El temor a una eventual interrupción de los suministros de petróleo procedentes de Oriente Medio empujó el precio del barril en casi 3 dólares el viernes. A las 1044 GMT, el crudo Brent se disparaba en 4,45%.

El líder supremo de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Ali Jameneí, añadió tensión al conflicto al jurar venganza contra los que asesinaron a Qasem Soleimani.

“Su fallecimiento no detendrá su misión, pero los criminales que han manchado sus manos con la sangre del general Qasem Soleimani y de otros mártires en el ataque deben esperar una dura venganza”, agregó el líder en un comunicado publicado está mañana en su web oficial tras la muerte de Soleimaní.

Jamenei subrayó este viernes que el “mártir Qasem Soleimani es una figura internacional de la Resistencia, y todos los devotos de la Resistencia son ahora sus vengadores”.

El gobierno iraní, asimismo aseguró que la vía de Qasem Soleimani continuará y que hará rendir cuentas a EE.UU. por el asesinato.

El presidente iraní, Hasan Rohaní, aseguró que “la bandera de la dignidad y firmeza de ese gran mártir permanecerá izada por el gran numero de los soldados islámicos y continuará con más fuerza el glorioso camino del sacrificio y la resistencia”.

“Sin duda, la gran nación de Irán y las otras naciones libres de la región se vengarán por este horrible crimen del criminal EE.UU”, aseguró Rohaní.

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, condenó enérgicamente el asesinato de Qasem Soleimani y aseguró que hará que Estados Unidos rinda cuentas por ello.

“El Ministerio de Exteriores de Irán utilizará todas sus capacidades políticas, legales e internacionales para implementar las decisiones tomadas por el Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán para hacer que el régimen criminal y terrorista de los Estados Unidos rinda cuentas por este flagrante crimen”.

Asimismo el Ministerio iraní de Exteriores tras la muerte de Qasem Soleimani, llevó a cabo una sesión extraordinaria con su correspondiente ministro , Mohamad Yavad Zarif, y los altos directivos del Ministerio.

El Ministerio de Inteligencia, el Ejercito y el Cuerpo de los Guardianes de la Revolución en separados mensajes y comunicados han asegurado que EE.UU. obtendrá una “dura respuesta” por este asesinato.

El Consejo supremo de la Seguridad Nacional dijo que “ese ataque criminal” fue “el mayor error estratégico de EE.UU. en la región del oeste de Asia”.

Este Consejo aseguró que tomará las “decisiones apropiadas” contra EE.UU. y responsabilizó a Washington de “las consecuencias” de su acto, de las que no se librará por “su error de calculo”.

Jameneí que ha anunciado tres días de luto nacional por la muerte de Qasem Soleimani, este miércoles 1 de enero, había dicho que Irán “responderá con toda fuerza” contra cualquiera que amenace sus intereses.

Decenas de miles de iraníes salieron hoy a las calles de diferentes ciudades del país en protesta contra EEUU por la muerte de Qasem Soleimani.

Los manifestantes que eran de diferentes partidos, tanto reformistas como conservadores, pidieron con furia, solo “venganza” al Cuerpo de los Guardianes de la Revolución.

Asimismo después de esas amplias protestas, parte de ellos en Teherán se presentaron a la puerta de la ONU y gritaron “tanta tropa ha venido, por el amor al líder ha venido”, “nuestro lema es una palabra, venganza, venganza”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este viernes que el general iraní Qasem Soleimani, debió haber sido asesinado “hace muchos años”.

El general Qasem Soleimani ha matado o gravemente herido a miles de estadounidenses durante un largo periodo y tramaba matar a muchos más (…) Era directa e indirectamente responsable de la muerte de millones de personas”, escribió Trump en Twitter. “Debió haber sido asesinado hace muchos años”, añadió.

Por su parte, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, dijo que Estados Unidos está “comprometido con la desescalada” tras la muerte del general iraní Qasem Soleimani en un ataque orquestado por Washington.

Pompeo escribió en Twitter que conversó sus pares chino, británico y alemán de la «decisión de Donald Trump de eliminar a Soleimani en respuesta a las amenazas inminentes a las vidas de estadounidenses».

“Agradecido de que nuestros aliados reconozcan las continuas amenazas agresivas planteadas por las fuerzas iraníes Al Quds”, dijo en otro tuit.

“Estados Unidos sigue comprometido con la desescalada”, agregó.

Soleimani lideraba las Fuerzas Quds, la unidad de operaciones en el exterior de las Guardias Revolucionarias, y que tenía un rol clave en el conflicto en Siria e Irak.

Por más de dos décadas estuvo al frente de los proyectos para incrementar la influencia militar de la república islámica en Oriente Medio, adquiriendo el estatus de celebridad tanto en Irán como en el exterior.

Presentadores de televisión iraníes vistieron de negro para transmitir imágenes de Soleimani observando el desierto con binoculares y saludando a un soldado, y videos de Muhandis hablando con sus seguidores.

El presidente Hassan Rouhani dijo que su muerte haría a Irán un país más determinado a resistir a Estados Unidos, mientras que las Guardias Revolucionarias afirmaron que los grupos anti estadounidenses buscarían una venganza en todo el mundo musulmán.

Cientos de iraníes marcharon hacia el complejo de Jamenei en el centro de Teherán para presentar sus condolencias.

“No soy una persona que está a favor del régimen, pero me gustaba Soleimani. Era valiente y amaba Irán, lamento mucho su partida”, dijo Mina Khosrozadeh, una residente de Teherán.

En la ciudad de origen de Soleimani, Kermán, las personas vistieron negro para congregarse frente a la casa de su padre, llorando mientras escuchaban recitar versos del Corán.

“Los héroes nunca mueren. No puede ser verdad. Qasem Soleimani vivirá siempre”, dijo Mohammad Reza Seraj, un profesor de escuela secundaria.

Principales fechas de las relaciones entre Estados Unidos e Irak desde la invasión y la caída del régimen de Sadam Husein en 2003 hasta el ataque mortal este viernes contra el general iraní Qasem Soleimani en Bagdad.

– Invasión y ocupación –

Una coalición liderada por Estados Unidos invade Irak el 20 de marzo de 2003 para destruir supuestas armas de destrucción masiva.

El 9 de abril, los estadounidenses entran en Bagdad, donde uno de sus blindados, ayudado por un centenar de iraquíes, derriba la estatua de Sadam Husein. La escena simboliza la caída de la capital y del régimen, aunque siguen los combates.

El 1 de mayo el presidente George W. Bush declara el fin de los combates principales, pero la guerra contra el terrorismo continúa.

El 16 de mayo, el estadounidense Paul Bremer, nombrado administrador civil, prohíbe que los responsables del partido Baas accedan a los cargos públicos y anuncia la disolución de los órganos de seguridad.

El 2 de octubre, un informe estadounidense del Grupo de Inspección reconoce que no se han descubierto armas de destrucción masiva.

El 13 de diciembre, Sadam Husein es capturado cerca de Tikrit, al norte de Bagdad. Será ahorcado a finales de 2006.

– Traspaso de poder –

En junio de 2004, la coalición transfiere el poder al gobierno interino. Se disuelve la Autoridad Provisional de la Coalición (CPA) y Paul Bremer abandona el país.

Las primeras elecciones multipartidistas en más de 50 años se celebran el 30 de enero de 2005, boicoteadas por los sunitas. Los chiitas, que representan dos terceras partes de la población, logran la mayoría absoluta en el parlamento por delante de los kurdos.

En abril, el kurdo Jalal Talabani es elegido presidente por el Parlamento, y el chiita Ibrahim Al Jaafari es nombrado primer ministro.

En octubre, una nueva Constitución instituye el federalismo y legaliza la autonomía del Kurdistán, efectiva en el terreno desde 1991. En diciembre, la Alianza Unificada Iraquí (chiita) gana las legislativas, sin mayoría absoluta.

El 22 de febrero de 2006, la explosión en un mausoleo chiita en Samarra, al norte de Bagdad, desata un sangriento conflicto entre sunitas y chiitas que dejará decenas de miles de muertos hasta 2008.

En abril, el kurdo Jalal Talabani, reelegido presidente, encarga la formación de un gobierno al chiita Nuri Al Maliki.

El 14 de agosto de 2007, más de 400 personas mueren en atentados contra la minoría yazidí, los más mortíferos en cuatro años, en el norte del país.

Los últimos soldados estadounidenses abandonan Irak en diciembre de 2011, poniendo fin a casi nueve años de ocupación y dejando el país sumido en una grave crisis política.

Entre 2003 y 2011, más de 100.000 civiles pierden la vida según la organización Iraq Body Count. Estados Unidos registra cerca de 4.500 muertos y Reino Unido, 179.

En enero de 2014, yihadistas del grupo Estado Islámico en Irak y Levante (EIIL) y miembros de tribus hostiles al gobierno toman el control de Faluya y de barrios de Ramadi, en la provincia de Al Anbar.

A principios de junio, cientos de insurgentes sunitas del EIIL toman Mosul. El 29 de junio, la organización proclama un “califato” y pasa a llamarse Estado Islámico (EI).

Haider Al Abadi forma un nuevo gobierno para reemplazar al cuestionado Al Maliki, acusado de autoritarismo y de sectarismo. El EI controla entonces un tercio de Irak.

Con la ayuda de una coalición internacional dirigida por Washington, las fuerzas iraquíes lanzan un contraofensiva y expulsan al EI de todos los centros urbanos. Las autoridades proclaman la victoria contra esta organización terrorista en diciembre de 2017.

Irán, que apoya al grupo paramilitar iraquí Hashd al Shaabi -clave en la lucha contra el EI-, se convierte en un influyente aliado y socio comercial más importante de Bagdad.

El 1 de octubre de 2019, emerge un movimiento de protesta contra la corrupción, el desempleo y la escasez de servicios públicos, así como contra el gobierno y la influencia iraní.

Desde ese momento, se registraron al menos 12 ataques contra bases militares iraquíes donde se encuentran desplegados militares estadounidenses.

En total, son 5.200 los soldados de Estados Unidos presentes actualmente en territorio iraquí como parte de la coalición antiyihadista.

– Ataque a la embajada de EEUU –

A fines de diciembre, un ataque con cohete mató a un contratista estadounidense.

En respuesta, Estados Unidos llevó a cabo bombardeos contra bases de las brigadas de Hezbolá -una de las facciones más virulentas de Hashd al Shaabi- en los que mueren 25 combatientes iraquíes.

El 31 de diciembre, miles de simpatizantes de los paramilitares iraquíes pro-Irán rodean y atacan la embajada de Estados Unidos en Bagdad, antes de ser repelidos. Al día siguiente, tropas de élite iraquíes son apostadas en la zona para garantizar la seguridad de la embajada

– General iraní asesinado –

El 3 de enero, el presidente estadounidense Donald Trump ordena un ataque en el aeropuerto internacional de Bagdad en el que mueren el poderoso general iraní Qasem Soleimani y el número dos de Hashd al Shaab, Abu Mahdi Al Muhandis.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, se compromete a “vengar” la muerte de Soleimani.

A continuación, la cronología de los eventos más importantes en la relación entre Irán y Estados Unidos en las últimas décadas:

1953 – La CIA ayuda a orquestar el derrocamiento del popular primer ministro de Irán Mohammed Mossadegh restaurando al poder al sha Mohammed Reza Pahlavi.

1957 – Estados Unidos e Irán firman un acuerdo sobre cooperación nuclear civil.

1967 – Estados Unidos proporciona a Irán un reactor nuclear junto con combustible de uranio enriquecido en un 93%. 1968 – Irán suscribe el Tratado de No Proliferación Nuclear que le permite tener un programa nuclear civil a cambio de un compromiso de no adquirir armas nucleares.

1979 – La Revolución Islámica de Irán obliga a huir al sha respaldado por Estados Unidos, el ayatolá Ruhollah Jomeini regresa del exilio y se convierte en el líder supremo del país. Estudiantes fundamentalistas toman la Embajada de Estados Unidos en Teherán y retienen al personal como rehén.

1980 – Estados Unidos corta los lazos diplomáticos con Irán, se apodera de los activos iraníes y prohíbe la mayor parte del comercio con la república islámica. Una misión de rescate de los rehenes de la embajada ordenada por el presidente Jimmy Carter falla. 1981 – Irán libera a 52 rehenes estadounidenses minutos después de que Carter abandonara el poder y Ronald Reagan jurara como presidente de Estados Unidos.

1984 – Estados Unidos cataloga a Irán como un Estado patrocinador del terrorismo.

1986 – Reagan revela un acuerdo secreto de armas con Teherán en violación del embargo de Estados Unidos.

1988 – El buque de guerra estadounidense Vincennes derriba por error un avión de pasajeros iraní sobre el Golfo, un hecho en el que las 290 personas que iban a bordo murieron.

2002 – El presidente George W. Bush declara a Irán, Irak, Corea del Norte como el “eje del mal”. Funcionarios estadounidenses acusan a Teherán de operar un programa secreto de armas nucleares.

2006 – Washington dice que está dispuesto a unirse a las conversaciones nucleares multilaterales con Irán si la república islámica suspende de manera verificable el enriquecimiento nuclear.

2008 – Bush por primera vez envía a un funcionario a participar directamente en las negociaciones nucleares con Irán en Ginebra.

2009 – Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos anuncian que Irán está construyendo un sitio secreto de enriquecimiento de uranio en Fordow.

2012 – El presidente estadounidense Barack Obama sanciona a los bancos extranjeros que no reduzcan significativamente sus importaciones de petróleo iraní. Las ventas de crudo iraní caen, provocando una recesión económica.

Funcionarios estadounidenses e iraníes comienzan conversaciones secretas, que se intensifican en 2013, sobre el tema nuclear.

2013 – Hassan Rouhani es elegido presidente de Irán tras sus promesas de mejorar las relaciones de Irán con el mundo y su economía.

En septiembre, Obama y Rouhani hablan por teléfono, el contacto de más alto nivel entre los dos países en tres décadas.

En noviembre, Irán y seis grandes potencias llegan a un acuerdo nuclear. Teherán acepta frenar su trabajo nuclear a cambio de un alivio limitado de las sanciones. 2016 – Irán libera a 10 marineros estadounidenses que terminaron en aguas territoriales iraníes. Los países realizan un intercambio de prisioneros.

2018 – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retira del acuerdo nuclear en mayo y vuelve a imponer sanciones económicas paralizantes a Irán.

2019 – Estados Unidos designa al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica como una “organización terrorista” en abril.

Irán dice en mayo que aumentará la producción de uranio enriquecido, rompiendo sus compromisos bajo el acuerdo nuclear.

Petroleros son atacados en el Golfo en mayo y junio. Estados Unidos culpa a Irán, un cargo que la república islámica niega.

Irán derriba en junio un avión no tripulado estadounidense que dice estaba en su espacio aéreo, y un mes después se apodera de un petrolero británico.

La petrolera estatal de Arabia Saudita es atacada en septiembre por drones y misiles que se cree provienen de Irán, algo que Teherán niega.

En diciembre, ataques contra bases militares estadounidenses en Irak dejan un ciudadano estadounidense muerto. Washington culpa a una milicia respaldada por Irán dentro de Irak y ataca sus bases como represalia.

Milicias respaldadas por Irán protestan frente a la embajada de Estados Unidos en Bagdad, atacando el puesto de seguridad.

Top
A %d blogueros les gusta esto: