Joven destapa tabúes de la sociedad cruceña en un video con el propósito de ayudar

José Guillermo decidió poner sobre el tapete temas de los que muchos no se animan a hablar. Lo hace porque cree que así podrá ayudar a mucha gente a librarse de esas «limitaciones mentales» y considera que la cuarentena es el mejor momento para «salir de esto siendo mejores personas».

Como un ‘despertar’. Así lo sintió José Guillermo Núñez del Prado el momento en que decidió grabar y difundir un video de siete minutos en el que retrata y cuestiona ‘tabúes’ de la sociedad cruceña sobre el “ser bien, ser cholo y ser alguien”.

Lo hace con un propósito reflexivo e inspiracional y al parecer lo ha conseguido hasta el momento, porque más allá de cualquier crítica, ha recibido al menos 200 mensajes privados en los que la gente le expresa su empatía con lo que dice y le agradece por ‘ser la voz de algo que muchos no se animan a decir’. Este joven incluso considera que la cuarentena debe ser un tiempo para reflexionar y «salir de esto siendo mejores personas».

El propósito del video es pelear contra esa división que tenemos entre las personas y que es una división imaginaria. Yo quiero ayudar estas personas, porque personalmente he vivido esto, tengo compañeros que me han presionado y sé que hay muchas otras personas que sufren esto. Yo lo hice para que se dejen de discriminar, de ser raciales”, dijo en una entrevista con el portal de noticias eju.tv.

José Guillermo confesó que antes de sus 15 años sufrió bullying porque tenía las cejas hacia arriba, tuvo que aguantar calificativos como “toro o diablo”, pero más allá de eso, lo que más le duele es ver que en la sociedad cruceña se manejan conceptos como el “ser bien” o el “ser alguien” que “transmiten una mentalidad muy limitante de generación en generación”.

“Hay mucha gente que sale de fiesta, sale los viernes y los sábados simplemente porque es obligación social, porque sus amigos salen y si uno quiere quedarse en su casa, los amigos lo presionan o lo marginan. Después te obligan a tomar cantidades excesivas de alcohol solo para ser parte del grupo, eso no es compartir, compartir es tomar un vaso, de ahí a que te quieran ver ebrio es otra cosa”, cuestionó.

Este joven que, actualmente está terminando su intercambio en Bélgica, lamenta que mucha gente valore cosas “superficiales” como es “de qué colegio venís, de cómo te vestís, quiénes son tus amigos, si te transportás en micro o en uber”.

Considera que la mayoría de los chicos empieza a sentir esta presión aproximadamente desde sus 13 años, durante el inicio de la secundaria.

José Guillermo, de origen cruceño, reconoce que debido a este tipo de tabúes incluso se vio obligado a dejar la natación, pese a haber llegado a ser nadador de competición. Sus amigos lo marginaban porque él no jugaba fútbol. Hoy cree que fue un error haber tomado esa decisión y lamenta que mucha gente deje de lado lo que realmente le gusta hacer en la vida, solo para ser parte de un círculo social.

“Estoy cansado de que tantas personas sigan sufriendo, que sigan destruyendo sus vidas y la de los demás por un tema tan absurdo como este”, dice en una parte de su video.

“José, tu video es increíble, estoy súper feliz de que hiciste algo así, es con gente como vos que las cosas pueden cambiar”, le escribió su media hermana de intercambio que llegó de Francia a Santa Cruz y que le confesó haber sentido esa presión social.

José Guillermo perdió a su papá el 19 de noviembre del año pasado, fue un hecho trágico que le marcó la vida, creyó que “ese golpe duro” no lo iba a superar, pero hoy agradece el apoyo de su familia y de muchos amigos. “Decidí optar por el camino de tomar este dolor y potenciarlo (…) Me concentré y potencié el dolor que tenía para tratar de sobrellevarlo y desarrollarme más como persona a través de la meditación”, confiesa y dice que lo hizo después de haber encontrado ayuda en un coach.

Al saber del video, su mamá le expresó todo su apoyo y hasta se puso a llorar de emoción.

Este joven cree que una de las mejores cosas de la sociedad cruceña es su hospitalidad. Por ahora no tiene ni la menor idea de las reacciones que encontrará cuando regrese o si algo cambiará. De lo que está seguro es que a él le gusta ayudar a las personas y una manera de hacerlo ha sido este video.

Fuentes: RRSS/eju.tv