Carlos Mesa: Error de legisladores ocasiona confrontación y crisis en el país

EL DIARIO.-  El espacio de tiempo para realizar los comicios, que ya antes había sido consensuado por todas las fuerzas políticas participantes de las elecciones y el mismo TSE, fue modificado por una fecha fija que corre partir del jueves 30.

La promulgación de la ley que posterga las elecciones generales y obliga al Tribunal Supremo Electoral (TSE) a llevar acabo el día de votación en el lapso no mayor a 90 días, es un gran error que ha generado una confrontación y crisis política, según expresó el ex presidente de la Republica, Carlos Mesa Gisbert.

El ex mandatario ya había manifestado con anterioridad su postura y respaldo a la propuesta planteada por el órgano electoral de postergar y determinar un lapso prudente de tiempo en el que el TSE, dependiendo del estado de avance de la emergencia sanitaria en el país, defina la mejor fecha para la realización de la votación que elija al próximo gobierno de Bolivia.

Este espacio de tiempo entre junio y septiembre, que ya antes había sido consensuado por todas las fuerzas políticas participantes de las elecciones y el mismo TSE, fue modificado por una fecha fija que corre partir del jueves 30, primeramente en la cámara de diputados, luego ratificado en el senado, aprobado por el pleno de la Asamblea Legislativa para que posteriormente la presidenta del senado Eva Copa proceda a su promulgación ante las observaciones emitidas desde el Poder Ejecutivo.

“Es un gran error que ha generado una confrontación política y ha puesto en evidencia una crisis política” manifestaba Mesa en contacto con EL DIARIO.

Estas posturas, según el ex mandatario, ponen en evidencia la ruptura entre los planteamientos del Poder Ejecutivo y la Asamblea Legislativa controlada por el MAS. El masismo lo que quiere es promover el caos, mientras el Gobierno divide su atención entre la candidatura y su responsabilidad directa.

Añadió que lo que se debe buscar es una construcción de unidad nacional en la que estén incluidos todos los actores, sin desconocer que el MAS es una fuerza políticamente importante. Esta unidad debe ser convocada desde un gobierno con política de Estado que llame a los protagonistas económicos, políticos y sociales a reunirse para establecer una política de lucha contra el Covid-19 desde el Estado.