Estás aquí
Inicio > INTERNACIONAL > Brasil se perfila como primera opción de salida para refugiados venezolanos

Brasil se perfila como primera opción de salida para refugiados venezolanos

Tras rumores de que dificultaría el ingreso terrestre de venezolanos, el presidente Michel Temer dijo que “no impedirá la llegada de refugiados” a Brasil.

Más de 40.000 venezolanos viven actualmente en Roraima, estado brasileño fronterizo con Venezuela (Twitter)
Brasil no impedirá la llegada de refugiados venezolanos, sin embargo, anunció la creación de un grupo de trabajo para organizar el flujo de migrantes.

El presidente Michel Temer voló a la ciudad de Boa Vista, a 200 kilómetros de la frontera con Venezuela, para debatir posibles medidas ante “el flujo intenso de venezolanos”. Junto a algunos ministros y funcionarios del Gobierno se reunió con el fin de evaluar la situación y aprovechó para asegurar que “nunca rechazará la llegada de refugiados”.

Las declaraciones de Temer surgen luego de que se conociera que su Gobierno analizaba impedir el ingreso terrestre de refugiados venezolanos.

“No faltarán recursos para solucionar la crisis de los venezolanos, desde el punto de vista humanitario, como para el estado de Roraima”, añadió Temer, quien anunció que emitirá un decreto en los próximos días para tratar la situación del estado, el cual permitirá la creación del grupo de trabajo.

El mandatario señaló que le preocupa la “cuestión de derechos humanos”: “Los venezolanos son obligados a salir de su país sin desearlo y vienen aquí en situación de miseria. Tenemos que cubrir también este aspecto”, indicó.

También recordó que el Gobierno estudia ayudar a los venezolanos que llegan a Roraima, a desplazarse a otros estados de Brasil con el fin de evitar la concentración en Boa Vista.

Más de 40.000 venezolanos viven actualmente en Roraima, estado brasileño fronterizo con Venezuela; la mayoría de ellos en condiciones deplorables tras huír de la crisis sin precedentes que envuelve al país gobernado por Nicolás Maduro.

Según el Ministerio de Justicia brasileño, de las 33.865 solicitudes de refugio recibidas por Brasil durante el año 2017, más de la mitad de los solicitantes eran venezolanos. El número representó un récord, ya que superó los 28.670 pedidos de refugio que el país recibió en 2015 y que era el mayor hasta ese momento.

El éxodo ha afectado principalmente a la ciudad de Pacaraima, en la frontera entre los dos países y cuya población se duplicó, debido a que pasaron de 12.500 a 25.000 personas con la llegada de los venezolanos.

Según las cifras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Brasil es el segundo mayor destino de los venezolanos que piden refugio en el exterior.

Cabe destacar que el pasado 7 de diciembre el Gobierno regional de Roraima en Brasil declaró estado de “emergencia social” tras la migración masiva de venezolanos. El decreto señala que el éxodo masivo “ha generado serias dificultades entre los equipos encargados de darles apoyo logístico (recepción y acogimiento) en la frontera”, y menciona riesgos a la salud y a la seguridad, tanto de los inmigrantes como de los brasileños.

El aumento del flujo migratorio se ocasionó debido a que en marzo de 2017 el Gobierno de Brasil anunció que les otorgaría la residencia temporal a los venezolanos que huyen de la crisis.

La resolución permite regularizar el estatus migratorio de ciudadanos de Venezuela, Guyana y Surinam con documentación e información básica que comprueba, entre otras cosas, que no tengan antecedentes penales. La resolución estará vigente durante un año y existe la opción de que sea prorrogable.

El hecho de que los gobiernos mantengan las fronteras abiertas permite, de algún modo, el acceso a una ayuda humanitaria para los venezolanos desasistidos por el régimen de Nicolás Maduro.

La crisis y la escasez de medicamentos ha obligado a cientos de venezolanos a cruzar las fronteras para tratar sus afecciones médicas.

En Colombia, Brasil y Guyana los ciudadanos han podido recibir atención médica tanto para adultos como para niños, así como el suministro de vacunas, el cual es restringido por la dictadura chavista.

Se agotan las opciones para venezolanos
El anuncio de Temer puede servir como una especie de alivio para muchos venezolanos que desean migrar y que no cuentan con todos los recursos para hacerlo.

Y es que luego de que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunciara nuevas restricciones para los venezolanos, los migrantes vieron reducidas sus opciones de salida.

Muchos venezolanos con sueños e ilusiones ven cómo poco a poco se les van “cerrando las puertas” para emigrar, pues hay que recordar que Nicolás Maduro ha instalado el “secuestro” como política de Estado, negándoles a miles de ciudadanos el derecho a sus pasaportes; razón por la cual la solución más expedita es salir del país por vía terrestre y solo con la cédula de identidad.

Santos anunció que ahora los venezolanos que deseen ingresar a Colombia deberán sellar sus pasaportes, es por ello, que ahora solo queda Brasil como la opción más rápida.

Muchas madres venezolanas cruzaban a Colombia sin pasaporte para poder acceder a vacunas para sus hijos, o acudir a consultas médicas, pero a partir de este momento, los extranjeros que deseen ingresar a territorio colombiano deberán presentar el pasaporte vigente.

Ahora quienes no cuentan con el documento, porque el régimen les impide obtenerlo, ven a Brasil como el camino de salida para huir de la crisis.

Deja un comentario

Top